preoteccon infantil

Las residencias de protección de Corporación Acogida atienden a niños, niñas y adolescentes de los 0 a 18 años, víctimas de graves vulneraciones de derechos, tales como negligencia parental, maltrato, abuso sexual, explotación sexual comercial, abandono, entre otras, debiendo permanecer en nuestros centros hasta encontrarles un espacio familiar estable y protector. 

Es fundamental contar con ustedes para continuar desarrollando nuestra labor.

Residencia de Protección para Madres Adolescentes “Lazos”

Atiende a 40 niños, niñas y adolescentes, quienes son derivados por los tribunales de familia por ser víctimas de graves vulneraciones de derechos. La residencia asegura la atención a madres adolescentes (20) y sus bebés (20).

Asegurar calidad de vida en las adolescentes y sus hijos en gestación o nacidos, para la satisfacción de sus necesidades básicas y estimulación temprana en los lactantes.

Realizar acciones para la resignificación de experiencias asociadas a las graves vulneraciones de derechos de las cuales ha sido víctima la adolescente y que llevaron a su ingreso al sistema residencial de protección, ya sea de manera directa o en coordinación con la red local.

Desarrollar intervenciones con las adolescentes dirigidas al fortalecimiento del rol materno y sus competencias para el bienestar integral de su hijo/a.

Desarrollar intervenciones con adulto/s relacionado/s con la adolescente ya sea de manera directa o en coordinación con la red local, dirigidas al fortalecimiento de las competencias parentales/marentales y posterior reunificación familiar.

Residencia de Protección para Lactantes “Trinidad”

Atiende a 20 niños y niñas, de 0 a 3 años de edad, derivados de los tribunales de familia por ser víctimas de graves vulneraciones de derechos.

Asegurar calidad de vida de lactantes y niños/as en primera infancia, para la satisfacción de sus necesidades básicas y la estimulación temprana de los/as lactantes.

Realizar acciones, ya sea de manera directa o en coordinación con la red local, para la resignificación de experiencias asociadas a las graves vulneraciones de derechos que han afectado a niños y niñas.

Desarrollar intervenciones con la familia o adulto/s relacionado/s de los niños y niñas, ya sea de manera directa o en coordinación con la red local, dirigidas al fortalecimiento de las competencias parentales y posterior revinculación o reinserción familiar.